martes, 28 de abril de 2015

Las mamás perfectas no existen, pero todas somos SUPERMAMÁS!!!

Hacía tiempo que no sacaba una mañana para sentarme a escribir...siempre había otras cosas prioritarias...pero gracias al encuentro con otras mamis que leen el blog y me han hecho algún comentario he sacado fuerzas,  he sentido ganas para pararme, para dar forma a todos esos pensamientos que vienen y van (gracias chicas)....y esa va a ser la entrada hoy, una reflexión sobre cómo vivo la maternidad.

Lo primero que quiero aclarar (y siento mucho si alguna vez te lo he hecho pensar) es que no somos UNA FAMILIA TELERÍN (es el nombre que uso para esas familias de las fotos de las revistas que parecen familias "perfectas"). Creo que eso NO EXISTE.


Soy Maestra, maestra de vocación, de esas inquietas, de esas que aman la primera infancia, de esas que siempre quieren aprender más y más, leer, escuchar, observar...pero soy madre imperfecta (para eso soy humana)...intento en el día a día aplicar todo aquello que leo, que aprendo,  que sé, que me dicta mi instinto de mujer, unas veces funciona y otras no, por que, por suerte, mi hijo no es un niño de libro, no es perfecto (aunque sí maravilloso) y os aseguro que cada día nos surgen situaciones difíciles de abordar, que aveces nos superan y nos hacen cuestionarnos ¿lo estamos haciendo bien?. Una gran amiga y madre experimentada siempre me dice intenta ser una madre de esas que no saben nada de pedagogía ni teorías....de esas que saben dejarse llevar por el corazón. 



Soy mujer, y como en todas las mujeres, hay factores que siempre me acompañan...sentimiento de culpabilidad ( cuando trabajaba, porque trabajaba, desde que no trabajo, porque no trabajo, si un día no voy al parque, si no he jugado con él porque tenía que hacer la cena, si, si (cada una tiene sus propio sis... más aquellos de nos echan encima los demás...¿que tú no haces...?¿pues yo....) , crisis hormonales ( de esas que nos atacan a todas, que hacen que tengas días que no te aguantas ni tú, como para tener la paciencia necesaria para...ya sabéis...se cae la leche, no se viste a tiempo y llegamos tarde, eso no me gusta....) y como ya decía Descartes: "yo soy yo y mis circunstancias" CADA UNA HACE LO QUE PUEDE LO MEJOR QUE PUEDE CON SUS CIRCUNSTANCIAS, NINGUNA COMPARABLE. No medir lo que hacemos por lo que hace el resto.

Soy Madre, una supermamá, como todas las madres del mundo, porque desde el momento que tomas a tu hij@ en brazos recibes unos super poderes...si no ¿cómo es posible sobrevivir a todas esas cosas que te pasan cuando eres mamá y que nunca imaginaste?.  ¿Cómo puedes olvidarte completamente de tí para pasar a disposición de un ser al principio tan tan pequeñito?¿cómo puedes hacer que los días de 24 horas se estiren y te den para hacer cosas que harías en 36?.. ¿cómo trabajarías en condiciones que solo en este trabajo aceptarías?. Pero no soy una madre perfecta, a veces pierdo los nervios, grito, me enfado..."llego a la ira" (como me dijo un día que gritaba dentro del coche por que no se había abrochado el cinturón.....este es el peligro (o  lo bueno) de enseñar a nuestros hijos a nombrar las emociones...nos hacen reflexionar sobre ellas...).


Con esta entrada quiero aclarar que todo lo que comparto en el blog son mis experiencias como madre, lo que voy aprendiendo y aprendí, tendemos a escribir lo bonito, aquello con lo que nos quedamos, lo que queremos compartir, lo que idealizamos, porque pensamos puede ser de ayuda a los demás, dar ideas pero que nunca sea algo para compararnos.



No te pierdas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...