lunes, 26 de agosto de 2013

¡BIENVENIDOS TODOS! LA LLEGADA AL CENTRO EDUCATIVO.


 La acogida que la escuela da a sus alumnos y a sus familias es un momento clave, en el que se inicia una relación con un objetivo y proyecto común: contribuir al desarrollo integral del niño/a. Es una oportunidad que debemos aprovechar para conseguir la inclusión de las familias a la escuela y para ayudar a superar los miedos e inseguridades que trae consigo el periodo de adaptación, para muchos niños, e incluso para sus familias (nunca olvidaré a aquella mamá despidiéndose de su hijo el primer día de tres años, pidiéndome que la dejara entrar para ver dónde dejaba a su hijo)

Para ayudar, se hace  imprescindible un encuentro en el centro con la maestra antes de comenzar el curso escolar. En este encuentro se presentará a los padres el programa que se va a seguir, se les entregarán los protocolos para rellenar sobre el desarrollo del niño/a hasta ese momento y la organización de los primeros días. Esta reunión da seguridad y confianza a las familias, que podrán trasmitírselas a sus hijo/as.


 Un "truquito", para que los niños/as tengan una razón para ir contentos al cole el primer día es llevar un dibujo a su seño, con el nombre del/la docente y el suyo (el educador/a sabrá valorar ese gran tesoro, creando un vínculo con el recién llegado). Y viéndo la película desde el otro lado (como madre), creo que nuestra actitud y total confianza en los profesionales en cuyas manos dejamos a nuestro hijos/as es esencial para hacer de este momento un momento feliz y especial (cantad de camino la canción más alegre que os sepáis, poneros la mejor sonrisa.....y ni media lágrimilla delante de los peques, dejadlas para la primera llamada telefónica!!!!)
 
La participación de madres, padres y de toda la comunidad educativa, exige una estrecha relación de colaboración, implicación y respeto entre familia y escuela.  (Desde mi experiencia como educadora, una de las grandes asignaturas pendientes de ambas instituciones).
 
Esta relación se cuida y mima con pequeños detalles como la  decoración del centro, que además de motivadora y estimulante, ha de procurar que los niños y sus las familias (sea cual sea su estructura*) se sientan reflejados. También se tendrán en cuenta estas diferentes estructuras familiares en los protocolos y circulares dirigidos a las familias, de manera que todos se sientan incluidos en la escuela. Y con grandes retos como EL RESPETO MUTUO (compromiso por ambas partes de NUNCA desvalorizar a la otra).
 
Personalmente, fué una gran revelación, entender este momento desde la pedagogía sistémica, la familia (cliente de la institución escolar), entrega a su pequeño/a a la maestra (representante de la escuela) para juntos contribuir en su desarrollo y educación.
 
 El niño/a siempre guardará lealtad a su familia por el vínculo que les une. Según las órdenes del amor de Bert Hellinger “quien estuvo antes tiene prioridad sobre lo que vino después”  y la familia fue lo primero.
 
 Cuando un niño/a siente que su maestro/a respeta realmente a sus padres, se siente más seguro, con más dignidad, lo que le permite confiar en el sistema educativo.
 
Cuando miremos a nuestros alumnos podemos ver a sus padres detrás de ellos como parte de la realidad que conforma a los niños y a las niñas que tenemos ante nosotros, teniendo claro que los padres de cada niño son los mejores para él.[1]
 


* Cuando hablo de diferentes estructuras familiares me refiero a FAMILIA:

La Convención sobre los derechos del niño de Naciones Unidas reconoce a las familias como un grupo fundamental de la sociedad y el medio idóneo para el crecimiento de los niños y las niñas. Crecer en un entorno familiar que les proporcione seguridad, amor y comprensión es la mejor manera de asegurarles su normal y pleno desarrollo físico, emocional y social.

Como educadores, no podemos quedarnos en las concepciones tradicionales de igualar familia a unión en matrimonio de un hombre y una mujer y los hijos de estos, sean cuales sean nuestras convicciones, estamos al servicio de los niños y a ellos nos los entregan sus FAMILIAS. Hoy se hace necesario entender que la noción de familia es mucho más amplia, que abarca a muchos otros grupos y situaciones.
 
La unión de la familia no se mide por el número de  miembros, sino por la unión que hay entre ellos.
San Agustín.

 
 
 



[1] Apuntes de la especialización pedagogía Sistémica y mediación familiar. Instituto Hune.
 

No te pierdas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...