jueves, 6 de junio de 2013

Madre, mujer y maestra

Madre, mujer y maestra.


En la actualidad madre y mujer aunque con el título de maestra en el corazón; quiero compartir con todos vosotros ideas y experiencias(que ninguna me atribuyo), fruto del aprendizaje en los últimos años.

Como maestra he aprendido de mis alumnos, de mis profesores y de las profesoras de mi hijo.
Como madre he aprendido de mi hijo, de las madres de mis alumnos y de otras madres.
Como mujer aprendo cada día de otras mujeres y de lo que me va enseñando la vida.

Quiero empezar dando gracias  por todas y a todas las personas con las que me he encontrado en mi vida, por todo lo que me han aportado, y pidiendo perdón por todos los errores que he cometido como maestra, madre y mujer...todos fruto de lo que aún no sabía.


Termino esta primera entrada con una poesía de Gabriel Celaya dedicada a la educación, nuestra gran tarea como madres y maestras...


Educar es lo mismo
que poner un motor o una barca
hay que medir, pensar, equilibrar…
y poner todo en marcha.
 
Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino,…
un poco de pirata,…
un poco de poeta,…
y un kilo y medio de paciencia concentrada.
 
Pero es consolador soñar
mientras uno trabaja,
que ese barco, ese niño,
irá muy lejos por el agua.
 
Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia puertos distantes, hacia islas lejanas.
soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca.

en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada.

No te pierdas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...