sábado, 21 de abril de 2018

Normas, límites, modificación de conducta, disciplina positiva....¿¿¿¿????

¿¿?? Así es como nos sentimos muchas veces como padres, educadores a la hora de educar en la responsabilidad a nuestros hijos. Hoy asistía a la presentación del libro "Padres formados, Hijos Educados de Leticia Garcés (altamente recomendado), la autora hablaba del tema y nos decía que la sobre-protección era un maltrato para los niños pues les estábamos obligando a que nos necesiten SIEMPRE y que hemos de intentar educarles para que no nos necesiten, para que nos cuenten lo que les ha pasado y cómo lo han solucionado (estar ahí para escucharles, para apoyarles pero no para solucionarlo por ellos).

En clase, como maestros quizá es "un poco" más fácil (perosonalmente a mí con 28 me han funcionado cosas que no me han funcionado con 1 en casa)...en nuestras manos hay un número elevado de niñ@s y para que la convivencia, el funcionamiento del aula y para que el aprendizaje se den, son necesarias unas NORMAS que el alumnado debe conocer y entender. Estas se interiorizan a través de las rutinas, la imitación (aunque también es cierto que muchas veces imitan las conductas no deseadas) y ahí es donde empieza esta tarea que se nos propone:

"Análisis de una conducta disruptiva, haciendo un análisis de la situación y elaborando un plan de acción para erradicarla". Y desarrollaré en la siguente entrada.

El tema de fijar las normas de la clase era algo que me preocupaba bastante antes de empezar el curso, mis alumnos de este año se enfrentaban por primera vez a la vida del centro educativo, solo 3 del grupo habían acudido a escuela infantil. La incorporación a la escuela suponía para ellos separarse de su figura de apego por primera vez, aprender a convivir (con todo lo que ello conlleva) en y con un grupo de iguales y tener que hacer muuuuuuchas cosas que anteriormente no hacían. Todo un reto para estos pequeñines de 2 y 3 años.

 El libro de la clase de David


Buscando ideas encontré "Monsters manners", del blog Growing Kinders del que usé la idea y las imágenes de los monstruos. Y un cuento "When Monsters go to School".  Decidí adaptar la versión y hacer un cuento para la clase " El libro de la clase de David"  que de vez en cuando contamos y nos ayuda a recordar las normas de la clase.



No te pierdas

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...